MENÚ
nuevas organizaciones

Nuevas creencias, nuevos patrones y nuevas organizaciones

Antes de analizar el futuro de las nuevas organizaciones, queremos significar dos aspectos fundamentales que conforman el funcionamiento mental del cerebro de las personas, su representación del mundo.

CREENCIAS

“Cerebro: aparato con el que pensamos que pensamos” Ambrose Bierce (The Devil’s Dictionary)

Cada cerebro humano ha evolucionado hasta un estadio en el que, para representarse el mundo y tratar de dar respuestas al entorno que permitan su supervivencia a todos los niveles, genera unos “ficheros mentales” donde determina cómo es el mundo y cómo funciona. Tratando así de anticiparse a los acontecimientos, eliminando incertidumbre y obteniendo seguridad psíquica y respuestas eficaces ante los retos que se le presentan.

Los sistemas de creencias no importan si se basan en verdades o mentiras, en realidades o en ilusiones. Para la psiquis, las creencias, sobre todo las básicas, las que conforman en gran parte nuestra identidad, son ciertas per se.

El pensamiento, ante el cuestionamiento externo o interno de sus creencias, despliega medidas de defensa que funcionan al nivel máximo, el de supervivencia. Empezando por suspender la escucha y llegando a transformar cualquier información que las cuestione de manera que, finalmente, esa nueva información no solo no desacredite las creencias propias existentes, sino que las confirme y apuntale.

Esta es la razón fundamental por la que, además de inútil, puede ser muy contraproducente aportar nueva información cognitiva a una persona con el fin de que modifique sus creencias, aunque sea en aras de una mejoría funcional de las mismas, si la propia persona no quiere firmemente revisarlas.

Trabajo éste arduo y complejo, que requiere de una técnica específica.

Por mucho que una persona quiera aprender, si toda la nueva información que recibe la pasa por el filtro de sus sistemas de creencias, en realidad, aprenderá muy poco, o nada.

Pues bien, parece que ha llegado un momento evolutivo en el que los sistemas de creencias que se venían utilizando no nos facilitan respuestas al entorno suficientemente eficaces para nuestra supervivencia, física, mental y socio-económica. Es necesario cambiarlos.

En Cometa facilitamos el cambio de creencias mediante técnicas de cambio de las misma directamente en el subconsciente y trabajando la ampliación cognitiva (el conocimiento).

Proporcionamos técnicas de observación, de percepción, de desarrollo de la intuición y del pensamiento que pueden posibilitar desmontar creencias ineficaces mientras son sustituidas simultáneamente por otras nuevas, más eficaces y ajustadas a la realidad del entorno a la que necesitemos responder. Evitando con esta simultaneidad que la persona quede indefensa (dañada en su identidad) en el vacío que surgiría entre la desactivación del sistema antiguo y la activación del moderno, de no hacerse con esta simultaneidad, lo cual podría ser fatal.

“Mucha gente ignora lo que cree. El acto del pensamiento con que se cree una cosa no es el mismo que aquel con el que se conoce la creencia” -René Descartes.

 PATRONES

“Las mentes son simplemente lo que los cerebros hacen” –Marvin Minsky  (The Society of Mind).

La mente humana parece funcionar por reconocimiento de patrones (Ray Kurzweil, “Cómo crear una mente”). Es decir, en base a sus experiencias,  cada persona crea registros neuronales de memoria que se activan en red cuando el cuerpo percibe unos estímulos parecidos, siendo de capital importancia la palabra “parecidos”. Solo tienen que asemejarse en algo a los que crearon un determinado patrón para que este se active como modo de respuesta.

Teoría esta que se ve avalada por la observación profunda analítica y por avanzados estudios en diferentes disciplinas de la neurociencia, de la psicología e incluso de la antropología. En obras como las de George Kelly (Teoría del construccionismo mental), Williams James (Principios de la psicología), Gerald Edelman (Teoría de Selección de Grupos Neuronales), Antonio Damásio (El error de Descartes y El extraño orden de las cosas), Daniel Kahneman entre otros.

Estos sistemas de patrones, obviamente, responden a experiencias del pasado (de hecho, en fisiología mental hay bastante consenso en decir que “el cerebro, en condiciones normales, solo puede conocer aquello que ya ha conocido previamente”).

Llegados a este punto, es fácil comprender que los sistemas de patrones mentales de los que disponen nuestros cerebros son inevitablemente ineficaces para tratar de entender el entorno actual y, por lo tanto, para manejarnos él. Las respuestas que daríamos sobre la base de esos patrones serían respuestas que tratarían de adaptarse a un entorno que ya no existe, aunque pueda parecerse al anterior. Parecido que normalmente en mucho menor de lo creído.

sistema cometa

Para Cometa, esta es una de las piedras angulares de su metodología basada en la Teoría U, de Otto Scharmer. En la cual el primer, e ineludible, trabajo a realizar es la identificación de los patrones mentales sobre los que funcionamos, su cuestionamiento y su suspensión si fuera necesaria. Para así poder “limpiar” la capacidad de observación y de percepción de cara a la incorporación de nuevos datos que permitan conformar patrones más adecuados a realidad del entorno y a las necesidades que se estén tratando de satisfacer en cada objetivo que se aborde mediante esta metodología, mediante el Sistema Cometa.

La creación de nuevos patrones y con ello de nuevos paradigmas de pensamiento es por lo tanto una de las actividades que facilitamos en Cometa.  Posibilitando de esta manera algo que es vital en el entorno nunca antes experimentado en el que nos adentramos, la INNOVACIÓN.

En Cometa queremos y podemos posibilitar la creación de nuevas maneras de interpretar el mundo, que permitan utilizar todo los avances que la sociedad humana ha logrado hasta el momento de una manera que nos permita ser mucho más eficaces en nuestro propio beneficio y en el de todo al ecosistema al que pertenecemos, ya que esta separación nosotros-ecosistema no existe en absoluto, es una absoluta ilusión.

“ El problema no es nunca como conseguir pensamientos nuevos e innovadores para la mente, sino cómo deshacerse de los viejos. Todas las mentes son un edificio lleno de muebles antiguos. Vacíe el rincón de su mente y la creatividad lo llenará de inmediato”  -Dee Hock

“Todos queremos ser distintos de cómo somos; y hay que buscar la manera de lograrlo, en lugar de desesperarse” – Buero Vallejo.

 ORGANIZACIONES AVANZADAS

“La única manera de descubrir los límites de lo posible es aventurarse más allá de ellos, hacia lo imposible” – Sir Arthur C. Clarke

Expuesto lo anterior, debemos ampliar el foco hacia las organizaciones, ya que los individuos aislados, en realidad, no existen. Cada cual forma parte de una o varias organizaciones sociales por las cuales está condicionado. Este es un tema complejo que abordan disciplinas y teorías como el Construccionismo Social, que, obviamente, no podemos tratar en un simple artículo.

Pero sí debemos entender que las organizaciones se comportan cada una con su particular sistema de creencias y de patrones. Con un paradigma de pensamiento determinado que, inevitablemente, condiciona el comportamiento de las personas que pertenecen a cada organización y que constituyen su ENTORNO.

Esa es, precisamente,  una de las claves principales del comportamiento humano, EL ENTORNO.

Los seres vivo son organismos que para sobrevivir y tener éxito necesitan responder al entorno en el que se desarrollan en cada momento, adaptándose a él de la mejor manera posible.

Pues bien, el ENTORNO directo del ser humano actual es ENORME, abarca prácticamente la totalidad del planeta tierra, con todos los ecosistemas que coexisten él, cuya interacción es de una complejidad majestuosa, casi inabarcable. Pero es nuestro entorno, queramos o no, y las nuevas organizaciones que debemos conformar deben contemplarlo para dar respuestas adecuadas a nuestras necesidades para sobrevivir y tener éxito.

Ante esta necesidad de cambiar los paradigmas de funcionamiento de las organizaciones humanas, de innovar. En COMETA nos hemos especializado en sistemas de organización avanzados aplicables a todos los ámbitos sociales. Sistemas que incluyen métodos probados para cambiar entornos y, por lo tanto, comportamientos humanos. Sistemas que promueven visiones mucho más holísticas y ecosistémicas de la realidad.

Hay, no obstante, varios requisitos para la implementación de sistemas evolucionados:

  1. Que las personas y las organizaciones quieran, de verdad, cambiar sus creencias y patrones actuales, sin intentar hacer hibridaciones, que resultarían un fracaso.
  2. Vencer los prejuicios, el cinismo y el miedo a lo desconocido.
  3. Ser capaces de vivir en la incertidumbre.
  4. Confiar en las capacidades de las personas y, sobre todo, en que esas capacidades individuales se incrementan cuando se opera dentro de un grupo.
  5. Ver las organizaciones humanas como seres vivos complejos que pertenecen a un ecosistema biológico, no como máquinas complicadas.

 

nuevos patrones

En COMETA no sabemos realmente si las personas seremos capaces y hasta qué punto de implementar estos nuevos sistemas organizacionales, pero tenemos esa esperanza y nos ocupamos de estar preparados, dispuestos y capacitados para facilitar ese tránsito.

“El miedo es la fuente principal de superstición y una de las principales fuentes de crueldad. La superación del miedo es el origen de la sabiduría”  – Bertrand Russell.

Sin comentarios

Escribe un comentario